Propiedades del Acero Inoxidable

beneficios de una inversión en Acero Inoxidable

Uno de los principales problemas del ámbito metalúrgico es la resistencia a la corrosión, esto se basa en el ciclo de vida que tienen los materiales y el impacto económico que este conlleva.


¿Qué es la Oxidación?

La oxidación se produce por medio del intercambio de iones entre los diferentes materiales que fueron utilizados para crear la aleación metálica y el cual es causado por agentes atmosféricos y/o diversos productos químicos, produciéndose la oxidación de manera microscópica.


El Acero Inoxidable es inherentemente resistible a la corrosión debido a la habilidad de formar una capa protectora de óxido de cromo el cual aísla el material del medio corrosivo, esto gracias a un tratamiento térmico llamado "pasivado". Esta aleación de acero tiene la capacidad de resistir la oxidación tanto en altas y bajas temperaturas o criogénicas.


Principales aplicaciones del acero inoxidable de tipo austenítico:


  • Resistencia a la Corrosión
  • Resistencia a bajas y altas temperaturas
  • Resistencia a altas presiones internas y externas
  • Aplicaciones Sanitarias


El acero inoxidable austenítico es una aleación de hierro y bajos niveles de carbono, sujeto a normas fijadas por A.I.S.I. (American Iron and Steel Institute). Corresponde al grupo de aceros Cromo-Níquel, donde; el níquel resiste bien ciertos productos químicos y la oxidación atmosférica, mientras que el cromo al entrar en solución con el hierro crea una capa de óxido lo suficientemente impermeable para transformar a la aleación como inatacable.


Prevención de la Corrosión = Mayor Ciclo de Vida

Tabla de Resistencia Química